3 plantas para lucir tu Maceta Trepadora Treetop


Fuente: jardineriaon.com

Viste tu hogar de verde, incluso en espacios reducidos, con la Maceta Trepadora Treetop. Autorregante y de fácil armado, esta maceta permitirá a tus plantas crecer de forma vertical con la ayuda de soportes que se incorporan a medida que la planta crece.

Aquí te dejamos 3 sugerencias de plantas trepadoras vistosas y fáciles de mantener que podrías cultivar en la maceta con guías de Treetop: El rosal trepador, la planta Miami y el jazmín chino.

Rosal trepador

Los rosales trepadores son de muy fácil cultivo, al igual que los rosales que no trepan. Se recomienda situarlos en una zona donde le dé el sol directo, aunque pueden crecer y florecer en semisombra siempre que dispongan de mucha luz.

Los rosales son plantas que necesitan mucha agua, pero evitando siempre que el sustrato quede encharcado. Teniendo esto en cuenta, se deben de regar cada 3-4 días en verano, y cada 6-7 el resto del año. Durante la temporada de crecimiento, es decir, desde primavera hasta finales del verano, es muy aconsejable abonarlos con un abono mineral para plantas de flor, o si lo prefieres, con abonos orgánicos, como el guano o el extracto de algas.

Para mantener su crecimiento controlado, hay que podarlos a finales del invierno/comienzos de primavera, rebajándoles la altura tanto como se desee. Asimismo, también es importante ir quitando las rosas una vez que se marchiten; así conseguiremos que broten más.

Las plagas que más les afectan son los pulgones, los cuales se depositan en los capullos florales antes de que éstos se abran. También las arañas rojas y las cochinillas algodonosas pueden perjudicarles. Una manera de evitarlo es haciéndoles tratamientos preventivos con aceite de Neem, pero si la plaga está avanzada será mejor tratarlos con insecticidas químicos, como el Clorpirifos.

La primera poda se debe realizar cuando el rosal ya ha alcanzado la edad adulta. Más o menos esta edad se da a los 3 años. Cuando ya haya cubierto parte del soporte es cuando hay que hacer la primera poda. Seguramente podrás ver que el rosal trepador tiene ya un tallo principal vigoroso del que brotan el resto de tallos laterales para poder favorecer a su floración.

La mejor época del año para podar los rosales trepadores es a finales de invierno o a principios de primavera. Es aquí cuando terminan su época de floración y las temperaturas no les hacen ningún daño. Vamos a ver cuáles son los pasos principales para podar de rosal:

  • Debes afilar y desinfectar  todas las herramientas que emplee es para la boda.
  • Elimina los brotes en mal estado.
  • Corta todos aquellos brotes por encima de una yema y en dirección diagonal para impedir que el agua durante el riego permanezcan la herida y evitas daños en el rosal.
  • Para que los brotes más antiguos no sufran puedes podarlos siempre desde la base. No debes hacerlo a ras de tierra ya que sería excesivo. En el caso de los brotes laterales que son más nuevos puedes podarlos aproximadamente un tercio del de la punta para poder estimular su crecimiento y ramificación.
  • Riega y fertiliza rosal para que pueda crecer de nuevo bien. Utiliza fertilizante granular y compost orgánico.

Planta Miami

El género Epipremnum, de la familia Araceae, lo forman unas 40 especies de plantas trepadoras en su mayoría, distribuidas por regiones tropicales de Asia y el Pacífico. Algunas especies del género son: Epipremnum aureum, Epipremnum nobile, Epipremnum giganteum, Epipremnum amplissimum.

Se conoce por los nombres vulgares de Miami, Potos, Potus y Pothos. Anteriormente se clasificaba como Scindapsus aureus y procede de Nueva Guinea, Indonesia y Malasia.

Son plantas trepadoras tropicales perennifolias de finos tallos que pueden alcanzar los 20 metros de longitud. Los tallos tienen raíces adventicias en los nudos para captar la humedad ambiental. Aunque en su medio natural produce grandes hojas si se cultivan en interior no suelen superar los 10 cm de longitud; dichas hojas son lustrosas, de color verde vivo con dibujos amarillos o crema si bien hay variedades de hojas casi blancas o más grandes. No es habitual que florezcan.

Son plantas de crecimiento bastante rápido y fácil cultivo muy usadas como planta de interior, de invernadero o de terraza y patio, ya sea en macetas colgantes o como trepadoras con un tutor.

La exposición nunca debe ser de sol directo sino con luz difusa o en sombra, aunque en este último caso crecerán despacio y puede perder manchas amarillas volviéndose las hojas de color verde. En invierno es mejor que la temperatura no baje de los 14 ºC.

El suelo debería drenar muy bien para lo cual serviría una mezcla, en las mismas proporciones, de turba, esfagno, mantillo de hojas y arena gruesa. Suelen trasplantarse en la primera mitad de la primavera si las raíces asoman por debajo de la maceta.

Los riegos serán frecuentes en la época cálida y se reducirán bastante a partir del otoño hasta hacerlos escasos en invierno (esperando a que se haya secado la tierra). Rociar las hojas a menudo en primavera y verano para que la humedad ambiental sea alta.

Conviene abonarlos en primavera y verano cada 15 dias con fertilizante mineral.

Se podan, en cualquier momento, para controlar su crecimiento u obtener esquejes.

Estas plantas pueden ser atacadas por hongos en las raíces si hay exceso de riego y por araña roja y pulgones si la humedad ambiental es baja.

Se propagan bastante fácilmente mediante esquejes, en primavera o en verano, puestos a enraizar en tierra arenosa o en agua.

 

Jazmín chino

Es una planta originaria de China que se conoce con los nombres jazmín chino, jazmín de China y jazmín de invierno. Es una trepadora que tiene hojas caducas o perennes dependiendo del clima. Éstas son opuestas, formada por 5-9 hojitas de color verde oscuro. Las flores aparecen en primavera distribuidas en panículas, y son blancas por dentro y rosas por el exterior.

Tiene un ritmo de crecimiento bastante rápido, pero si en algún momento tenemos que podarla para controlarla, podremos hacerlo sin problemas en cualquier época del año excepto cuando florezca.

El riego deberá de ser moderado, pero siempre teniendo en cuenta las características del clima de la zona. Así, si las temperaturas superan los 30 grados en verano y además en esa estación no llueve nada o casi nada, habrá que regar bastante seguido ya que la tierra se secará con rapidez. En cambio, en invierno con la bajada de temperaturas el jazmín chino dejará de crecer, de modo que necesitará menos agua puesto que la tierra, además, permanecerá húmeda más tiempo.

A la hora de regar, echa agua hasta que veas que la tierra queda bien humedecida. Si lo tienes en maceta, es muy aconsejable no ponerle un plato debajo, pero si quieres ponérselo acuérdate de retirar el agua que haya sobrado a los 10-20 minutos de haber regado.

Durante toda la temporada de crecimiento, es decir, desde primavera hasta verano, se puede abonar con cáscaras de huevo y de plátano, bolsitas de té, o con otros abonos orgánicos como el guano.

En invierno se hará una poda de limpieza, quitando ramas muertas, enfermas o rotas, y aquellas que se hayan cruzado o que hayan crecido demasiado. A lo largo del año se pueden pinzar las ramas que lo necesiten, es decir, se pueden recortar un poquito quitándoles las hojas más tiernas. Utiliza tijeras limpias con el fin de prevenir infecciones.

El jazmín chino es una planta que se multiplica por esquejes de madera semidura con hojas a finales del verano, y por hijuelos en primavera.


¿Te animas a cultivar tu propia planta trepadora?

👉 Consigue tu Maceta Trepadora Treetop aquí, con despacho a domicilio 🚚 o retiro en local.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat
    ¿Necesitas ayuda?
    ¡Hola! Estamos aquí para atender tus consultas.