Las hierbas más fáciles de cultivar en interior


¡Adereza tus comidas con tus propias hierbas, cultivadas en tu misma cocina! Aquí te damos algunos consejos para comenzar con las plantas más fáciles de cultivar con éxito en interior.

1 | Ciboulette

El ciboulette es uno de los vegetales más adaptables al cultivo de interior, gracias a la poca luz que necesita (solo un par de horas de luz directa al día) y a que resulta muy productivo. Si compras directamente la planta, esta se adapta a las condiciones del interior rápidamente. A la hora de trasplantarla, debes cortar la parte superior de la planta (1/3 aproximadamente) para forzar el crecimiento nuevo.

2 | Menta

La menta crece de forma muy expansiva, por lo que hay que tomar en cuenta el espacio que puede necesitar. Esta vigorosidad y el hecho de que acepta cierta sombra, la vuelve ideal para cultivar en interior.

3 | Perejil

Aunque de un crecimiento muy lento en sus primeras semanas de vida, una vez establecida resulta una planta muy productiva, así que déjala crecer hasta que tenga mínimo un palmo y medio de porte para poder disfrutar de ella durante más tiempo.

4 | Cilantro

El cilantro es una de las plantas aromáticas que pueden cultivarse con éxito desde semilla. Es imprescindible asegurarle un buen drenaje para un buen crecimiento, y necesitará fertilizantes para sobrevivir en maceta. Evita los ricos en potasio, ya que harán que entre en flor más rápidamente. Un fertilizante rico en nitrógeno diluido en el riego mantendrá su producción de hojas durante más tiempo. Aplícalo una vez cada dos semanas.

5 | Albahaca

Una de las más utilizadas en la cocina, y de las más difíciles de cultivar dentro de casa. Aunque conociendo una serie de trucos se la puede cultivar sin problemas… ¡incluso en invierno!

  • Garantízale 6 horas de sol diarias, una ventana orientada al norte es lo ideal. Si no dispones de tantas horas, prueba con variedades de hoja pequeña como la cannelle o la púrpura, que se adaptan muchísimo mejor a la sombra que las de hoja ancha.
  • En invierno, si la temperatura de tu casa baja mucho, puedes cultivarla en un invernadero al lado de la ventana. Eso sí, no las mantengas cerca de un radiador… las secará en un abrir y cerrar de ojos.
  • Mantén las plantas alejadas unos centímetros de las ventanas: mantenerla demasiado cerca de la ventana puede hacer que las temperaturas sean muy extremas. A no ser que cuentes con cristales dobles aislantes, aleja unos centímetros la planta del cristal para que pueda disfrutar de la luz sin congelarse o achicharrarse.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat
    ¿Necesitas ayuda?
    ¡Hola! Estamos aquí para atender tus consultas.